El Rincon De La Magia
  Habitos
 
Vestimentas
La moda de los duendes suele variar según su clase, estos utilizan desde figuras sagradas hasta su capacidad de polimorfismo para lograr alcanzar la figura que desean.
Así algunos se mimetizan con el medio, otros prefieren su lugar en particular o bien simplemente manifestarse a través de una figura de arcilla.
Los duendes mas maléficos empiezan de a poco a mimetizarse a través del rojo para así ofrecer y ofrecer para alcanzar el cielo, pero basta con darle algo de blanco para que esta clase de duendes quede limpio, como una prenda nueva.
También las vestimentas varían según el lugar de origen pero básicamente es una escalera de eslabones que siguen solo variando en algunos gustos para llegar al cielo como otra clase de duendes.



Danzas y costumbres
Acompañando su pasión por la música, los duendes son igualmente maestros de la danza, y su coreografía preferida son los corros, o círculos de bailarines que suelen danzar desenfrenadamente durante toda la noche, sin demostrar signos de cansancio. Si algún ser humano llega a ingresar al circulo, debe tener cuidado, pues puede entrar en un estado de trance que lo haga bailar hasta caer muerto de cansancio.Para liberarlo de este embrujo, solo puede hacerlo un compañero, colocando un solo pie dentro del corro- siempre marcado por un redondel de hongos característico, llamado “circulo de las brujas”, frecuentemente asociado con los fenómenos OVNI y dejando el otro afuera.De esa forma, puede atraparlo cuando pase a su lado, y sacarlo del corro, con lo cual volverá a la normalidad. Al hacerlo, probablemente le parezca que la danza ha durado solo unos minutos o como máximo, un par de horas, pero la duración normal es de siete años y un día, con lo cual, si no se lo saca de allí, morirá irremisiblemente de agotamiento.Para que esto no suceda y halla armonía otra característica es el rezo lo cual hace que uno se aferre mas a su dios y el duende maligno se retire del lugar, ya que uno se aparta del corro aferrándose a su fe o a las cosas que le hacen bien, también agradeciéndole a la pacha mama.
Vicios.La bebida junto al tabaco y otras hiervas, son las favoritas de los duendes para pasar el tiempo. Muchas de estas logran ponerlos demasiados bromistas. Por eso hay que tener cuidado con los excesos.

     

Juegos
El tenis se considera un deporte de moda entre los duendes, aunque sólo verá jugarlo entre los menores, a los de mayor edad sin embargo les agrada verlo, sin dejar por ello de gruñir por lo bajo como corresponde acerca de la poca dignidad y la inutilidad del juego, y de intercalar algún que otro comentario sobre lo mucho que han empeorado las cosas desde sus tiempos de juventud, hasta que finalmente se sienten bastante alegres tras el final del juego. Los jueces afrontan un problema muy delicado en los partidos de tenis de los duendes, ya que tienen que determinar si los jugadores han empleado la magia para enviar o recibir la pelota allí donde quieren. La neutralidad también se cuestiona con frecuencia, por lo que a veces se solicita el arbitraje de otra raza de duende.
El ajedrez si bien la creación del milenario juego atribuye formalmente a un anónimo sabio chino de la dinastía Shang varios siglos antes del historiador HuangTsu, su último emperador de la dinastía Ch'ln, consigna que, en realidad, el ajedrez fue desarrollado muchos milenios antes por los Jai-ki, una raza de duendes originarios de la provincia de Anhui-shen, quienes luego lo legaron a los humanos. A partir de ese momento la introducción del ajedrez a Europa y allí a todo el mundo, adoptó dos caminos paralelos uno de ellos, el más aceptado afirma que fue traído por las caravanas que partían hacia Asia en busca de especias; el otro más misterioso, sugiere que toda las razas y clanes del mundo Feérico conocieron simultáneamente el juego y comenzaron a practicarlo, tanto entre ellos como con los seres humanos. Sin embargo, entre los torneo con estos últimos el peligro podía ser muy grande, ya que el desafío era a tres partidas en las cuales el que ganaba podía solicitar del perdedor la recompensa que se le ocurriera, así el duende dejaba ganar los dos primeros juegos al humano que engolosinado pedía premios principescos. Pero el verdadero riesgo radicaba la tercera partida, que invariablemente era ganada por el duende que exigía una tarea virtualmente mortal o solicitaba alguna recompensa imposible de cumplir, con lo cual el resultado era prácticamente el mismo la muerte del retador.
El hurling, se considera que el hurling una especie de hockey sobre césped practicado en todo el territorio irlandés, se remonta a tiempos inmemoriales, ya que se acepta que tuvo su origen entre los tuatha de Danann, un clan feérico que a la llegada de los milesios, se refugiaron en los sidhe, túmulos subterráneos muy frecuentes en la antigua Erín. Posteriormente, ya desde la época de los normandos, se ha tratado de prohibir su práctica, por su carencia de reglas y la violencia empleada provocaba tumultos y desavenencias entre los clanes, y a veces hasta de guerras. Sin embargo, el carácter combativo irlandés pudo más que las prohibiciones, y en la actualidad en julio se ha convertido el segundo deporte más popular del plan. Si bien al comienzo del partido se utiliza una pelota de cuero retobado con la intención de hacerla pasar por unos arcos similares a los actuales del rugby, en realidad, este propósito pronto pasó a segundo término y se convertía en un combate con bastones, que a su vez, con frecuencia degeneraba en una verdadera batalla campal con heridos contusos.Por esa razón, por su carácter atávico, a los duendes les encanta jugar a la antigua usanza, y una de las pocas concesiones a las normas modernas es la de emplear un caman (palo de jockey) más normalizado, en lugar de usar cualquier cosa contundente que tengan a mano hecho que en tiempos inmemoriales ocasionaba no pocos problemas incluso antes de
comenzar el juego.



Música
Además de un extraordinario oído musical, los intérpretes duendes fabrican sus propios instrumentos, por lo que no es raro que sus ejecuciones, cuando podemos escucharlas, resulten extrañas a nuestros oídos, pero invariablemente de una musicalidad y una melancolía capaces de sumirnos en una especie de encantamiento casi místico.
Sin embargo, en ocaciones esta ensoñación puede resultar peligrosa, ya que los duendes utilizan sus canciones muchas de las cuales han dado origen a melodías y tonadas populares en todo el mundo para atraer a los humanos a su propio mundo.
Por otra parte, si bien los duendes son sus propios luthiers y crean instrumentos inimaginables, tampoco desdeñan algunos de los humanos aunque los construyen a su manera. Entre estos, sus preferidos son el violín de ocho cuerdas, la flauta traversa, el timbal (una especie de pandero con sonajas), el corno francés, el birimbao (un instrumento que utiliza la cavidad bucal como caja de resonancia) y, especialmente en Irlanda, la krotta, un arpa manual con que acompañan sus canciones.
Al respecto, Jeremiah Curtain, en su libro irish fairy tales, narra la historia de un celebre duende arpista de la región de Munster, al sudoeste de Irlanda, al que los lugareños habían apodado "Seamos Harp" (El arpa de Jack). Quien convocaba todas las noches, durante largos años, verdaderas muchedumbres en un bosque de robles cercanos al entonces pueblo de Shanglargh, a las que extasiaba con una múscia que los vecinos clasificaban de "celestial". Sin embargo, y por mucho que alguno de ellos lo buscaron con verdadero afan, el duende jamás pudo ser vito por nadie.



Vida Social
Si bien la mayoría de los autores coinciden en que las sociedades feéricas no existen las castas ni los niveles sociales, también se asume que los duendes que viven en clanes o grupos poseen un sistema de gobierno ejercido por un consejo de ancianos, quienes toman decisiones inapelables, en asambleas a puertas cerradas. Desde muy pequeños hay que considerar que los duendes dejan de ser bebes alrededorde los 15 a 20 años, los niños varones son entrenados por sus padres para vivir en la naturaleza, a la vez que comienzan a practicar algún oficio que les agrada, como la minería, carpintería, etc. Sin embargo, durante su larga vida tendrán que practicar casi todos los oficios pues a la mayoría no le gusta depender de la ayuda ajena. Las niñas duendes, por su parte, aprenden a cocinar, recoger hongos, frutos silvestres, bordar, tejer, coser y todo lo que involucre el cuidado del hogar, pues, una vez casadas, rara vez lo abandonan excepto para su recolecciones o para alimentar a los animales de corral. Al llegar a los 100 años de edad (la cuarta parte de su vida), el duende elige la fecha de su cumpleaños, que puede no coincidir con la real, y ese día es presentado al Consejo de ancianos para su incorporación como adulto a la comunidad y su ingreso a la vida independiente, generalmente previo casamiento, ya que muy pocos de ellos permanece soltero toda su vida. Más aún, la sociedad feérica acepta de buen grado la poligamia, y los duendes más afortunados poseen hasta 12 o 15 esposas, que colaboran afablemente entre sí para realizar las tareas del hogar y educar a los niños. Para casarse y separarse de su familia, el duende varón debe, primero, construir su casa o buscar una morada definitiva, suficientemente amplia para albergar lo cómodamente a él y a su futura familia.

Amor
Se dice que para que los duendes puedan casarse deben desenredar una rosa atada, y así formar una vida juntos.
Esto puede ser peligroso ya que pueden pincharse, o sufrir consecuencias peores.
Para todo esto algunos piden ayuda, a las diferentes entidades mágicas.
Logrando casi nacer un planeta y formando una pareja despareja.
Y así van por la vida dos duendes que intentan no perderse como una brújula.
Disfrutando de la naturaleza y viendo las mejores cosas de la vida para quitar la maldad del camino.
Mientras sus ayudantes vuelven a sus respectivos trabajos, estos dos continúan su vida juntos en una ilustración.
GYVAS.



 
  Hoy habían 3 visitantes (59 clics a subpáginas) en este sitio  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=